miércoles, 14 de noviembre de 2012

Agustín Escalante y Esteban León, semblanzas

Los intérpretes que estarán el viernes 16 de noviembre con nosotros, Agustín Escalante y Esteban León, son dos jóvenes músicos talentosos. Ambos nos brindarán un recital basado en música de Liszt, Chopin y Beethoven.

El invitado, Esteban León Hernández, ingresó a la Escuela Nacional de Música en el año 2006, concluyó el ciclo propedéutico con el maestro Jesús Herrera Zamudio y actualmente cursa el sexto semestre de  licenciatura bajo la guía de la maestra María Teresa Frenk Mora. Ha sido ganador de los concursos internos de piano en 2007 (primer lugar) y 2008 (primer lugar; concurso de obra clásica); en 2011 (segundo lugar y premio a la mejor interpretación de obra barroca). Él ha hallado en la música una forma para expresarse ya que en ella, sostiene, “es capaz de expresar lo que a veces las palabras no pueden”.

En 2010, La Universidad Nacional Autónoma de México le otorgó un diploma de aprovechamiento por haber obtenido el mejor promedio de la carrera de piano. En colaboración con la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (del INAH) participó en las conferencias recitales “La música y los museos” en Marzo de 2012. Tomó clases magistrales y cursos de perfeccionamiento con los Maestros  Horacio Franco, Teresita Junco Reyna, Jean Paul Sevilla, Lilya Zilberstein, Jörg Demus y Janos Kèry. Actualmente forma parte de la Orquesta Juvenil Universitaria Eduardo Mata.

Considera que el panorama musical en México “es muy diverso y accesible para la gente, ahora existe una mayor cantidad de conciertos abiertos a público de todo tipo”, y afirma que la mejor manera de difundir la música nacional es mediante “conciertos pequeños y didácticos que incluyan una dinámica de interacción con el público para que tengan más elementos para disfrutar de la música en vivo”.

Agustín Escalante, en Noctámbulos, noviembre de 2011

Por su parte, Agustín Escalante, el intérprete estelar del concierto, afirma que si inclinación a la música se dio “por las cosas que ésta me hace sentir. La música para mí es un juego; un juego en el que uno es libre de convertirse en cualquier cosa que la música nos sugiera ser. Es un bello pretexto, además, para estar en compañía de uno mismo y buscar nuevos enfoques para vivir. A veces creo que mientras más cosas vivo, mejor es la música que hago”.

Este joven comenzó sus estudios musicales a los 14 años y poco después ingresó a la Escuela Nacional de Música. Ahí cursó el Propedéutico en la cátedra de piano del maestro Jesús Herrera. En 2007 pasó a la Licenciatura. Ha participado en las clases magistrales impartidas por los maestros Luis Monje, Gianpaolo Nutti, Naoya Seino, Jean Paul Sevilla y Ludovica Mosca. Ha presentado recitales en diversas salas de concierto, tanto en programas individuales como colectivos.

La música en México, nos dice, “cuenta con un panorama bastante rico y  en un  notable desarrollo. Cada vez hay más público con una mejor disposición para escucharla” y  su difusión tendrá éxito “mediante una dinámica que busque la asimilación de la actividad musical por los distintos núcleos culturales que existen en nuestro país”.

Y añade: “Para que se propicie un notable crecimiento en la capacidad de apreciación de la música en México es indispensable que la gente sepa que la música clásica es para todos y que todos podemos disfrutar de ella con sólo permitirnos tener el placer de escuchar sin prejuicios. El país cuenta además con excelentes intérpretes que hacen de este arte algo extraordinario”, concluye.
Hace un año, Agustín estuvo con nosotros y, junto a Oliver De la Rosa, brindó un magnífico recital

En fecha reciente participó en la presentación de los “Diez preludios para piano” de Carlos Chávez. Actualmente forma parte de la cátedra del Maestro Paolo Mello y cursa el octavo semestre de Licenciatura en la carrera de piano.

Agustín y Esteban nos brindarán el recital Entre Liszt, Chopin y un piano el viernes 16 de noviembre, a las 19:00 horas, en el Centro Cultural Bella Época, Librería del Fondo Rosario Castellanos: Tamaulipas 202, esquina con Benjamín Hill, colonia Hipódromo Condesa, México, DF. La entrada es libre. Los esperamos.