lunes, 29 de abril de 2013

Libromancia 2013: una noche de celebración

Una divertida y reveladora sesión de Noctámbulos vivimos el viernes 26 de abril en el Centro Cultural Bella Época con los escritores Enrique Serna, Ruy Feben, Daniela Tarazona y Mauricio Montiel Figueiras. Los cuatro charlaron acerca de sus libros más recientes y leyeron el futuro de quienes se animaron a consultar el “oráculo literario”.

La reunión se dio con motivo del séptimo aniversario de nuestro centro cultural y del cierre de la semana dedicada al Día Mundial del Libro y los Derechos de Autor.


El primero de nuestros invitados especiales en participar fue Enrique Serna, quien nos habló de su libro La ternura caníbal (Páginas de espuma, 2013), un volumen basado en la antropofagia que se da en las relaciones de pareja; él, nos dijo, se involucró sentimentalmente con sus personajes y, a la vez, tomó distancia de ellos con el fin de generar cierta ambigüedad literaria que impidiera dar una interpretación unívoca a los textos.



Ruy Feben, por su parte, nos contó acerca de los Vórtices viles (Tierra Adentro, 2012), un libro de relatos “espirales”, les llama él, “en los cuales los protagonistas son personas normales que de pronto se encuentran con otra dimensión que explica su realidad de otro modo”.

En tanto, Daniela Tarazona nos confesó que el libro que más consulta cuando escribe es el Diccionario de símbolos de Jean Chevalier, por ello, en su obra hay todo un panorama simbólico, mitológico, específicamente en lo que respecta a la protagonista de El beso de la liebre (Alfaguara 2012), Hipólita Thompson, “una burla a un personaje heroico”. 

Finalmente, Mauricio Montiel Figueiras nos habló de esa especie de cartografía que ha ido trazando a lo largo de su obra y que refrenda ahora con Ciudad tomada (Almadía, 2013), su más reciente libro de relatos. Nos contó acerca de su predilección por la errancia, un concepto que toma de Walter Benjamin —la “errancia urbana”— y que trata  de practicarla tanto física como literariamente; esa pulsión vital, añadió, cada vez más presente en él, busca transmitirla en su literatura.


Debido a complicaciones de su agenda, Hernán Lara Zavala no pudo asistir a la sesión, pero nos envió libros de obsequio para sus seguidores.

Agradecemos a todos los que acudieron a esta noche de celebración, a nuestros invitados especiales y a sus editoriales por el apoyo a esta edición de Libromancia en Noctámbulos. Especialmente agradecemos a Laura García su compañia en la conducción de esta dinámica.